La caja de arena (sandplay) es una técnica proyectiva, creada por Dora Kalf (en los 50), que consiste en crear aquella escena que el paciente elige libremente a través de figuritas que representan distintas categorías (animales, familias, construcciones, elementos de la naturaleza, monstruos, etc). Las figuritas se colocan en una caja que contiene arena fina y representa la psique del paciente. Esta técnica se aplica en niños, adolescentes y adultos  que han vivido experiencias traumáticas como abusos sexuales, malos tratos, etc. y también en anorexia, duelos, adicciones, acoso escolar, déficit de atención, problemas familiares, etc.

CAJA DE ARENA (SANDPLAY)

Es una técnica proyectiva, creada por Dora Kalf (en los 50), que consiste en crear aquella escena que el paciente elige libremente a través de figuritas que representan distintas categorías (animales, familias, construcciones, elementos de la naturaleza, monstruos, etc). Las figuritas se colocan en una caja que contiene arena fina y representa la psique del paciente.

 

De forma poco amenazante el paciente accede a su mundo interior y puede expresar sus emociones, aquellas que le perturban (sean o no conscientes), y también sus fortalezas y recursos personales.

 

Al verlo así representado, puede exteriorizar esas emociones o conflictos y resolverlos a través de narraciones, historias ó metáforas inventadas.

El terapeuta acompaña la creación de la caja y facilita la expresión de lo que allí surge, hablando de ello si el paciente quiere hacerlo, de forma respetuosa, y sin forzar.

 

Esta técnica se aplica en niños, adolescentes y adultos que han vivido experiencias traumáticas como abusos sexuales, malos tratos, y también en anorexia, duelos, adicciones, acoso escolar, déficit de atención, problemas familiares, etc.

 

Facilita la expresión del problema y su resolución a través del lenguaje no verbal, por lo que es muy apropiada también en personas que tienen dificultad en la expresión de sus emociones.